Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

iglesiaEl Festival Frigiliana 3 Culturas es una mezcla de fiesta y cultura que nace en el año 2.006 con la idea del grupo de gobierno de promocionar a Frigiliana con un evento turístico de gran calado en la provincia, de esta forma se conjugan cultura, gastronomía, música, teatro… en una amalgama de actividades que conforman cada edición y que, literalmente, lleva a miles de personas a Frigiliana.

La ruta de la tapa es sin duda una de las actividades que más participación congrega. La idea es simple, ofrecer una amplia oferta de tapas con bebida a un precio razonable, 1.50€. No se creó como una competición, pero cada edición son cientos de personas las que se tiran a la calle para completar la ruta y así obtener la camiseta acreditativa, otros, más sosegados, simplemente la aprovechan para pasear por el pueblo con los amigos. Pero la gastronomía también está presente en las jornadas gastronómicas. Cada año varios restaurantes del pueblo preparan menús específicamente diseñados para el festival, de esta fuegosforma se le da relevancia a la comida sefardí, árabe o cristiana, pudiendo degustar platos que habitualmente no están en las cartas de los restaurantes.

El Festival Frigiliana 3 Culturas se vive en la calle, y gira alrededor de un centro neurálgico que es el Mercado de las 3 Culturas. Con más de 150 puestos repartidos en pleno centro del casco histórico de Frigiliana, este es el lugar por el que ineludiblemente habremos de pasar si visitamos Frigiliana durante los días del festival.

Pero el festival va mucho más allá del mercado, aunque en torno a él veremos a grupos de teatro haciendo representaciones callejeras, espectáculos nocturnos de fuego, talleres, artesanos…miles de personas deambulando por las calles de Frigiliana. El mercado nos dará acceso , entre otros espacios, a la Casa de la Cultura, edificio del siglo XVII que alberga el ciclo de cine, las conferencias y la exposición especialmente traida para cada edición de festival.

pasacallesAdemás la noche transformará este espacio para convertirlo en uno de los lugares del que saldrá la música. Íntimo, acogedor, al aire libre, la Casa del Apero es escenario de un concierto cada día del festival. A unos 500 metros, la Plaza de las 3 Culturas será es el lugar elegido para los conciertos más multitudinarios.

Durante todo el día, desde la Plaza de la Igelsia hasta el Parque de Andalucía, las calles de Frigiliana emanan vida, jolgorio, fiesta, gentío.

Los grupos teatrales están activos mañana y tarde, en nuestro paseo por el pueblo nos pueden asaltar personajes medievales o podemos encontrarnos con bailarinas de la danza del vientre. Si llegamos al Zacatín veremos como en la más emblemática calle del casco antiguo los artesanos trabajan en vivo. Mientras caminamos la música siempre estará presente en nuestro recorrido, la megafonía instalada en todas las calles del pueblo nos transportará siglos atrás.

El Festival Frigiliana 3 Culturas ofrece al turista una oferta lúdico festiva dificilmente igualable en la provincia. La cultura está presente en forma de conferencias, el ciclo de cine es otra forma de acercarnos a nuestro pasado y a otras culturas.

No podemos olvidar la gastronomía en forma de tapas o jornadas gastronómicas, y la música, con una selecta oferta donde prima la calidad y se dejan de lado estruendos o sonidos más comerciales que ya tienen su momento en otras épocas del año.

Cualquier turista que esté en nuestra provincia durante la celebración del Festival no debe dejar pasar la oportunidad de conocer este bello pueblo de la comarca de la Axarquía en la época del año en la que más vida y jolgorio congrega.