Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

festival 2018 sabado 01

La XIII edición del Festival Frigiliana 3 Culturas afronta su recta final hoy domingo, y tras tres días de actividades de la más diversa índole y miles de visitantes, basta con darse un pequeño paseo por los diferentes espacios del festival para comprobar de primera mano que este es un evento en el que todos, absolutamente todos, tienen cabida. Ésto, evidentemente, no es casual.

Detrás de cada festival hay un importante trabajo previo que empieza varios meses antes del inicio, casi con el último polvorón en la boca. El objetivo es claro, elaborar un programa que sea capaz de captar el interés de, virtualmente, cualquier persona. Al contrario de otros grandes eventos, completamente respetables, que se centran en un público muy concreto, el Festival 3 Culturas aspira cada año a ser el punto de de encuentro de personas de cualquier índole, y basta darse un paseo cualquier día, a cualquier hora, para comprobarlo de primera mano.

festival 2018 sabado 02

En el fondo este objetivo está estrechamente relacionado con el propio eslogan y a la postre leitmotiv del festival. Qué mejor manera de honrar el recuerdo de una conviencia en paz de las 3 grandes culturas que elaborar un evento cuyo programa sea capaz de unir a personas de las más diversas procedencias y formas de ser o pensar.

Quienes vivimos el festival de forma intensa tenemos la oportunidad de comprobar como las estampas que éste ofrece son radicalmente diferentes según la hora y lugar en la que dediciéramos tomar una hipotética instantánea del evento. Si elegimos la noche y las altas horas de la madrugada nos encontraremos, mayoritariamente, con gente joven cuyo objetivo al visitar el festival es, esencialmente, el de la diversión. Por el contrario, pocas horas antes, en los conciertos de la Plaza de las 3 Culturas la estampa cambia, ofreciendo un cariz festivo aunque más sosegado, disfrutando, sintiendo y reconociendo a los grandes artistas que hay encima del escenario, como ocurría anoche con los polacos Kroke, que sin ofrecer un concierto destinado al desenfreno, fuefon capaces, con la sensibilidad de las notas que salían de sus instrumentos, de meterse en el bolsillo a una Plaza de las 3 Culturas que, una vez más, estuvo a rebosar.

festival 2018 sabado 03

En este hipotético recorrido por instantáneas características del festival hay que parar, obligatoriamente, en los conciertos de la Casa del Apero. En ellos se pretende que la intimidad que ofrece el recinto sea aprovechada para acercar la música, y la historia e historias que suele llevar detrás, a un público más sosegado y tranquilo, capaz de disfrutar, sentir y apreciar la amalgama de sensaciones que ya de por sí ofrece el lugar y que irremediablemente se ven potenciadas por los artistas que se suben a su escenario. Anoche habría sido el caso de Eliseo Parra y Las Piojas, que por cuestiones logísticas cambió de ubicación a la plaza de las 3 Cultruras, perdiendo el encanto del recogimiento del Apero y ganando a la hora de ofrecer su música a una mayor cantidad de público.

festival 2018 sabado 04

Y aunque indudablemente la música es un elemento esencial a la hora de transmitir cultura, en cada edición se acercan al público, de forma mucho más explícita, vivencias, historias y charlas que nos abren los ojos o refrescan la memoria para que no cometamos errores del pasado. Son citas más íntimas y cercanas, sin grandes bullicios o gentíos, pero no por ello menos importantes. Esta forma de transmitir cultura, y de unir a gentes de la más diversa índole, es posible gracias al cine y las conferencias. En la mañana de ayer José María Martín echaba la mirada atrás para hablar de los regadíos históricos, contraponiéndolos a las formas actuales de explotación, mientras que por la tarde el mismo espacio recibía la proyección de la película Mustang, con la historia cargada de mensaje de cinco hermanas huérfanas en un pequeño pueblo turco.

festival 2018 sabado 05

Familias, niños, jóvenes, mayores, hombres, mujeres, españoles, extranjeros, todos, en mayor o menor medida, encontrarán un hueco en cada edición del Festival Frigiliana 3 Culturas. Puede ser con la multudinaria ruta de la tapa, que ayer sumó otras 617 rutas completadas, sumando un total de 1191, con el sosiego de un simple paseo por el Barribarto o las historias de los Cuentacuentos a la luz de las velas, con los conciertos, los talleres, las conferencias, la visita al mercado, o, sencillamente, paseando por las calles de Frigiliana mientras los más diversos grupos de teatro te asaltan en un rincón sí y en otro también.